Miliciano alerta que terrorismo clandestino se activará en Universidades Públicas con firma de acuerdo en Cuba.

La decisión del juez se da, aun a pesar de que las investigaciones siguen en curso, y de que las autoridades conocen sobre su responsabilidad por el atentado contra los ciudadanos, transeúntes y vendedores ambulantes afectados por la bomba de la calle 72 en el 2015.

El escalamiento de la producción de cocaína en Colombia, ha estados durante los últimos meses acompañado del crecimiento de grupos de infiltrados terroristas en las Universidades, que bajo el argumento de la “Paz” han aumentado las labores clandestinas al interior de las instituciones Públicas del país. La situación se revelaría por recientes investigaciones con infiltrados clandestinos de la Universidad Nacional de Colombia, que abiertamente reconoce la actividad de las organizaciones M19 y FARC al interior de la misma.

Las alarmas frente al fenómeno criminal, adicionalmente se han activado, debido a una reciente entrevista a un militante clandestino de la Universidad Nacional por el portal Kienyke, en el que.[pullquote] el miliciano afirma que “Los movimientos clandestinos se van a reforzar, puede que ahora a la gente le de miedo sacar una bandera de las Farc por temor a ser señalado como terrorista, pero en el momento en se firme la “paz” llegarán adeptos que respaldarán la ideología”[/pullquote]

Al respecto, llama especialmente la atención de la rectoría de esta Universidad, en la actualidad en cabeza de Ignacio Mantilla, quien se ha mostrado indiferente ante los procesos de ideologización y reclutamiento de milicias urbanas en los centros de educación. Adicionalmente, al repasarse el estado de las instalaciones del plantel, se evidencia la notable influencia y propaganda de organizaciones abiertamente consideradas por terroristas por las leyes colombianas e internacionales.

Adicionalmente, desde el inicio de las conversaciones de la organización terrorista con la administración de Santos en la Habana, las autoridades habrían alertado desde el 2013, el cambio de tecnología en artefactos de alto impacto humano en las movilizaciones de estas células urbanas, lo que vino posteriormente a relacionarse con las dos explosiones que se registraron en Bogotá el jueves 2 de Julio en horas de la tarde, donde 9 personas resultaron heridas. Luego de las indagaciones, la confirmación de las autoridades dió como responsables del delito conocidos “activistas de derechos humanos” de la organización terrorista ELN en el distrito capital, entre los que se encontraba la presunta militante del ELN Paola Andrea Salgado, funcionaria de la Secretaría de Salud, quien en pasadas oportunidades se había reunido con el congresista investigado Iván Cepeda y otros colaboradores.

Días más tarde del atentado al norte de Bogotá, se conocería que algunas de estas organizaciones que operan en las universidades habrían estado de entrar en contacto con la organización terrorista, y que adicionalmente algunos de los capturados, incluida Paola Salgado, se habrían reunido en el Congreso con el senador investigado Iván Cepeda Castro, quien es en este momento férreo defensor de las negociaciones secretas de Juan Manuel Santos con la organización terrorista FARC en Cuba. Al respecto, incluso existen los comprobantes de ingreso de la capturada al recinto, lo que comprobaría la articulación de estas organizaciones en sus procesos de interacción con instituciones.

En la actualidad, los investigados Paola Salgado; los jóvenes Heiler Lamprea Flórez, Andrés Felipe Rodríguez, David Camilo Rodríguez alias El profe o El Cucho, Estefany Lorena Romo Muñoz, Luis Daniel Jiménez, señalados por los delitos de terrorismo, rebelión, tráfico de explosivos y violencia contra servidor público, y presuntos vínculos con la guerrilla del ELN, se encuentran sin medida de aseguramiento, lo que les permite continuar con sus actividades por fuera de la cárcel. La decisión del juez se da, aun a pesar de que las investigaciones siguen en curso, y de que las autoridades conocen sobre su responsabilidad por el atentado contra los ciudadanos, transeúntes y vendedores ambulantes afectados por la bomba de la calle 72 en el 2015.

Recientemente, las formaciones de estos grupos en la Universidad Nacional, están incluyendo el uso de armas, como quedó registrado en una formación reciente grabada en video. Así, con las declaraciones recientes de los terroristas clandestinos en las Universidades, y la cercanía de la posible firma de los acuerdos secretos entre la organización terrorista FARC y Juan Manuel Santos en Cuba, las expectativas sobre las actividades de los grupos terroristas en las instituciones públicas a través de actores clandestinos se complican . 

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...