Desde la revista SEMANA exterrorista alias “Gonzalo” del ELN arremete contra la oposición democrática

León Valencia, adicionalmente, al utilizar los espacios de la revista SEMANA, estaría facilitando el camino a la impunidad a sus antiguos colaboradores del comando Central del ELN quienes se encuentran desesperados por saltarse la legislación nacional e internacional. En concreto, Antonio Garcia ha sido condenado en numerosas ocasiones por la justicia colombiana por hechos como la Masacre de Machuca, el 18 de octubre de 1998 y el secuestro del Vuelo 9463 de Avianca el 12 de abril de 1999. Adicionalmente, alias “Pablo Beltrán”, también ha sido condenado en ausencia por hechos de esa guerrilla como el secuestro del avión Fokker de Avianca el 12 de abril de 1999.

El reconocido ex cabecilla guerrillero y conocido de miembros del comando central de la organización terrorista ELN, León Valencia (alias “Gonzalo”), habría hecho uso de su espacio de opinión de la revista SEMANA, para arremeter violentamente contra el proceso de recolección de firmas ciudadanas de la oposición, en favorecimiento de los intereses de reconocidas organizaciones terroristas como las FARC o el ELN. Según el antiguo insurgente, el proceso de recolectar firmas en las calles es “peligroso”, lo que sin embargo no explica en contraste con los masivos actos de terrorismo de las organizaciones FARC y ELN, así como sus procesos intensivos de dominio de la cadena del narcotráfico de cocaína en el país.

El ex guerrillero, actualmente columnista de la revista de Alejandro Santos, sobrino del presidente Juan Manuel Santos, fue indultado por delitos políticos en Abril de 1994. Sin embargo, declaraciones libres del desmovilizado de la guerrilla Rafael Enrique Simanca, alias ‘Gilberto’, lo acusan de delitos conexos durante el comienzo de la década de los noventa, años en los que su influencia como insurgente creció en la organización terrorista ELN.

[pullquote]En concreto, las declaraciones de alias Gilberto, llevaron a que, en el año 2001, el entonces fiscal general de la nación, abriera de nuevo investigaciones contra el cercano colaborador de la revista SEMANA Leon Valencia, debido a los claros indicios por crímenes de lesa humanidad, entre los cuales se cuentan al menos 30 secuestros, en los que podría haber estado directa o indirectamente involucrado. [/pullquote]A pesar de estos graves hechos, la revista Semana lo presentaría como uno de los principales estrategas ideológicos contra la oposicion ciudadana en Colombia, que durante los últimos días, ha estado en la calles recogiendo firmas, para oponerse legalmente a los procesos de conversaciones secretas de Juan Manuel Santos con los miembros del secretariado de la organización terrorista FARC en Cuba.

En concreto, Rafael Enrique Simanca, afirmaría que:

“cada dos años, desde 1990, se recibía un plan de trabajo de los mandos, entre ellos, alias ‘Gonzalo’ (León Valencia), quien habría participado en, por lo menos, 30 secuestros entre 1991 y 1993, entre ellos el del ganadero Calixto Benavides”.

Desde la revista SEMANA,  a pesar de los graves indicios sobre crímenes de lesa humanidad que recaen sobre el columnista, el medio en cuestión organizaría procesos de propaganda contra los ciudadanos que durante los últimos días han demandado un cambio en la dirección de las conversaciones en Cuba. En concreto, el ex terrorista de la organización ELN, afirmaría desde la revista, que los miembros de la organización terrorista FARC, no deben someterse a la cárcel, debido a que llevan 50 años en sus actividades insurgentes.

 

Las demandas del antiguo miembro del ELN, llaman la atención por la evidente complicidad con los requerimientos legales estrategicos de los cabecillas de la organización terrorista, a quienes en su libro "Mis años de guerra", menciona como "antiguos compañeros en el comando central del ELN". En concreto, en sus propias palabras, añade: "En noviembre de 2007 me encontré con Nicolás Rodrí- guez Bautista (Gabino), comandante general del Ejército de Liberación Nacional (eln), y pudimos hablar y discutir en un ambiente de respeto sobre la situación del país y sobre la necesidad de la reconciliación. También había hablado largamente con Pablo Beltrán y Antonio García. Eran mis antiguos compañeros en el Comando Central del ELN".

Desde la legalidad en la revista SEMANA, las intenciones de Valencia serían adicionalmente extremadamente sospechosas, Textualmente, en la publicación, a pesar del debilitamiento militar, político, económico y territorial de la organizacion terrorista ELN, Valencia señala que:

“Ninguna guerrilla con algún control territorial, con armas considerables, con apoyo social en algunas zonas, con demostrado poder de perturbación política y militar, con rentas económicas indiscutibles, se sienta a una mesa de negociación para salir de allí con esposas en sus manos hacia una cárcel segura”.

La afirmación de Valencia, alias “Gonzalo”, sin embargo, se encuentra claramente acomodada a los intereses políticos, militares y estratégicos tanto de la organización terrorista FARC, como a las posibles demandas de sus antiguos compañeros del comando central del ELN, lo que se facilitaría a través de la difusión de sus columnas en la revista de Alejandro Santos, sobrino del presidente Juan Manuel Santos Calderón.

La peligrosidad de las afirmaciones del exguerrillero, adicionalmente radica en la falsa comparación de la oposición democrática y legal en Colombia, con las demandas del secretariado de la organización terrorista FARC, o de sus antiguos compañeros del comando central del ELN, Pablo Beltrán y Antonio García, como si se pudiesen poner en el mismo lugar.

[pullquote]En concreto, la campaña de desprestigio de León Valencia contra los miles de ciudadanos que estarían llevando a cabo el proceso de recolección de firmas en Colombia, favorecería las aspiraciones estratégicas de sus antiguos compañeros del comando central del ELN.  [/pullquote]La diferencia que la revista SEMANA no establece, ni de la que en ninguno de sus contenidos hace claridad la publicación, es que a diferencias de las mujeres, jóvenes y ciudadanos intimidados por las acciones de las FARC, el ELN, las Bandas Criminales y el narcotráfico, Pablo Beltrán y Antonio García son reconocidos como influyentes miembros y comandantes de la organización terrorista, perseguidos por la Fiscalía General de la Nación por un largo prontuario de delitos relacionados con la organización narcotraficante.

León Valencia, adicionalmente, al utilizar los espacios de la revista SEMANA, estaría facilitando el camino a la impunidad a sus antiguos colaboradores del comando Central del ELN quienes se encuentran desesperados por saltarse la legislación nacional e internacional. En concreto, Antonio Garcia ha sido condenado en numerosas ocasiones por la justicia colombiana por hechos como la Masacre de Machuca, el 18 de octubre de 1998 y el secuestro del Vuelo 9463 de Avianca el 12 de abril de 1999. Adicionalmente, alias “Pablo Beltrán”, también ha sido condenado en ausencia por hechos de esa guerrilla como el secuestro del avión Fokker de Avianca el 12 de abril de 1999.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...