¿Por qué la presencia de FARC y ELN en Venezuela representan una inminente amenaza para Colombia?

Aunque las revelaciones causaron sorpresa por la tranquilidad con que los mencionados cabecillas se pasean por el vecino país y por los lujos con los que viven, como ejércitos propios y camionetas de alta gama, las revelaciones no dejan de ser una confirmación de lo que todos los colombianos ya sabíamos.

El pasado fin de semana, Colombia conoció una serie de documentos gráficos de los cabecillas FARC en territorio venezolano, por medio de la Revista Semana. Aunque las revelaciones causaron sorpresa por la tranquilidad con que los mencionados cabecillas se pasean por el vecino país y por los lujos con los que viven, como ejércitos propios y camionetas de alta gama, las revelaciones no dejan de ser una confirmación de lo que todos los colombianos ya sabíamos.

Desde la Llegada de Hugo Chávez al poder en 1998, en Venezuela, se tejió una gran amistad entre los grupos terroristas de izquierda, como FARC y ELN, y su gobierno. Lo anterior dio pie a que dichas organizaciones criminales pudieran instalar sus campamentos en el país vecino. De esta manera, podían realizar atentados terroristas en nuestro país y refugiarse en territorio venezolano. Esta situación se viene presentando desde hace 16 años, por lo menos.

Para Venezuela, y el régimen cubano que en gran parte fue quien logró poner a Chávez en el poder y facilitó las condiciones para que se atornillara en el mismo, y luego seguir su nefasto legado con Nicolás Maduro, las FARC y el ELN son una herramienta fundamental en su plan de consolidación en todo Latinoamérica. Con los grupos terroristas de su lado, cuentan con aliados de pensamiento afín, armados y capacitados para convertirse en un ejército en contra de la democracia. Además, con la alianza que existe entre el régimen castro-chavista y las organizaciones terroristas, dictadores como Nicolás Maduro, han podido beneficiarse de las generosas sumas que dejan las economías criminales, como la minería ilegal y el narcotráfico. 

La relación en últimas es un gana-gana. Por el lado de los grupos terroristas, encontraron un lugar en donde las Fuerzas Armadas de Colombia no pueden perseguirlos. Por el lado de los regímenes totalitarios, basados en el atroz socialismo del siglo XXI, encontraron un ejército de criminales dispuestos a serles leales en su lucha contra las democracias de la región. 

Las revelaciones de la Revista Semana no traen algo inédito, pero sí son una alerta temprana de cómo el régimen del vecino país sigue consolidando su estrategia de expansión en el continente americano, de la mano de Cuba y sus aliados. Colombia debe poner atención a la inminente amenaza que representa la protección de grupos terroristas en nuestra frontera con Venezuela, porque en menos de 20 años podremos estar viviendo una situación igual de lamentable a la de nuestros hermanos. La institucionalidad y la democracia deben siempre prevalecer en nuestro país.

 

Nuestros anunciantes



Loading...
Imagen de Ariel Peña
Ariel Peña
Imagen de Rafael Nieto Loaiza
Rafael Nieto Loaiza
Imagen de Olavo de Carvalho
Olavo de Carvalho
Imagen de Jhon Jairo Armesto Tren
Jhon Jairo Armesto Tren
Imagen de Abelardo De La Espriella
Abelardo De La Espriella