Raúl Castro deja de ser el primer secretario general del partido comunista de Cuba, pero la dictadura en la isla seguirá igual

Cabe recordar que el primer secretario del partido Comunista de Cuba, es el cargo más importante en la Isla, y aunque la noticia pareciera tener una luz de esperanza para el pueblo cubano, la ilusión dista de la realidad.

La Asamblea del nefasto partido comunista en Cuba, celebrada hace unos días, trajo consigo una noticia mediática. Raúl Castro, de 89 años, hermano del fallecido dictador Fidel Castro, anunció que dejaría su puesto como primer secretario general del mencionado partido. Una noticia apenas lógica, teniendo en cuenta la edad del miembro de la familia que ha llevado a Cuba a la debacle.

Cabe recordar que el primer secretario del partido Comunista de Cuba, es el cargo más importante en la Isla, y aunque la noticia pareciera tener una luz de esperanza para el pueblo cubano, la ilusión dista de la realidad. El que Raúl Castro deje el cargo del primer secretario, no significa que los hilos del poder y de la represión cubana, no vayan a seguir en cabeza de él.

De hecho, los mismos simpatizantes del partido Comunista han afirmado que Raúl deja su cargo, pero no se ha muerto y seguirá pendiente del régimen, muy seguramente tomando las decisiones de mayor trascendencia. Sumado a esto, como primer secretario del partido en cuestión se designará a Miguel Díaz Canel, una ficha de los Castro, y quien afirmó por Twitter, que el congreso del partido comunista era “el congreso de la continuidad”, lo que significa que en Cuba las cosas por el momento no cambiarán. La censura, la ausencia de libertad, los valores antidemocráticos, el atraso y la pobreza, seguirán siendo la característica principal de la isla.

Los Castro ya no estarán a la vista de los medios de comunicación, pero sin duda alguna, siguen siendo el poder en la sombra, los que toman decisiones y los que nombran a los mandatarios de Cuba. El nombramiento de Díaz Canel y la renuncia de Raúl Castro, solo es una estrategia para refrescar la dictadura cubana y fortalecer el nefasto comunismo, que hace varias décadas logró infiltrar a Cuba.

 

Nuestros anunciantes



Loading...