Las irregularidades del contrato de transporte para la “Paz“ de 1000 millones de pesos

La FAC, es una institución del estado de derecho y por lo tanto no tiene calidad de actor privado para movilizar actores que se encuentra perseguidos tanto por la legislación nacional como por la Interpol. Al contrario, sus obligaciones constitucionales es de capturarlos.

En las últimas semanas, con ocasión de los numerosos escándalos relacionados con la contratación del “Fondo especial para la Paz” de presidencia de la República, el número de contratos del fondo ha disminuido, en reemplazo del aumento de contratos a través de los ministerios. De los contratos del año 2016, sin embargo, existe uno que llama la atención por su valor y naturaleza. En concreto, se trata del contrato de 1.000 millones de pesos para los “servicios de transporte aéreo” a prestar por la FAC. Lo que no queda claro del contrato, es la destinación del presupuesto, ya que los costos operativos de la FAC pertenecen a las fuerzas armadas, por una parte. Por otra parte, la razón del contrato, ya que los costos de la FAC deben estar incluidos en el presupuesto de estas y no como un rubro de contratación del estado con otra entidad del estado.

 

LAS IRREGULARIDADES DEL CONTRATO QUE DAN A LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA FARC, CALIDAD INSTITUCIONAL

Adicionalmente, el contrato por un valor de 1.000 millones de pesos, tiene dos elementos que llaman la atención por su naturaleza jurídica y técnica.

En primer lugar, el contrato hace mención explícita a los documentos firmados por el gobierno nacional con la organización terrorista FARC, refiriéndose a ella como entidad legitima a la altura de las instituciones colombianas. En detalle, los términos del contrato establecen que surge con ocasión de un acuerdo entre “delegados del Gobierno de la República de Colombia (Gobierno Nacional) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP)”[pullquote] La situación reviste una gravedad política sin antecedentes, ya que desconoce en los términos del propio contrato la naturaleza ilegal de la organización terrorista, incluso contraviniendo tratados internacionales previamente firmados por el gobierno nacionaly el estatus de terrorista de la organización por instituciones como el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Corte Internacional de Derechos Humanos o la Unión Europea. [/pullquote]

En segundo lugar, el contrato está determinado por serias ambigüedades tanto en su forma como en su contenido. En la forma, el contrato establece que las “partes” podrían en cualquier momento modificar el valor del contrato. En este punto, de nuevo, el objeto no tiene en cuenta que el presupuesto de la Fuerza Aérea Colombiana -y no un contrato del “Fondo para la Paz”- es el que debe considerar los gastos operacionales demandados por el comando de las fuerzas militares, en cabeza del presidente de la república. En materia de fondo, el contrato se refiere a sí mismo como un “convenio”, no obstante, tiene una disponibilidad presupuestal de 1.000 millones que no se pueden consignar como ingresos de las Fuerzas Armadas de Colombia, ya que estas no son una entidad privada que venda servicios a los ciudadanos, ni al gobierno en concreto.

En contradicción, el contrato establece que “Las partes podrán modificar, de común acuerdo, los costos indicados, así como los lugares y activos (aeronaves) para el cumplimiento de este Convenio, de acuerdo con las necesidades del FONODO PAZ y las posibilidades de la FAC”. Ante esto, es necesario insistir que la Fuerza aérea de Colombia, no tiene brochure de servicios, página de venta de productos, inventarios para la comercialización o estructura de precios por viajes, pasajeros o rutas, como cualquier otra empresa privada en Colombia. Esto debido al hecho, de que la FAC, es una institución del estado de derecho y por lo tanto no tiene calidad de actor privado para movilizar actores que se encuentra perseguidos tanto por la legislación nacional como por la Interpol. Al contrario, sus obligaciones constitucionales incluyen capturarlos.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual



Loading...