La decisión de Panamá de aceptar transexuales que se impone a las mujeres en Miss Universo

Tres años después de lo sucedido en España, la historia vuelve a repetirse, esta vez en Panamá.

Hace algunos años, el mundo entero puso sus ojos sobre el reinado nacional de belleza en España. La razón era que la candidata “trans” había ganado el certamen. Una persona trans es aquella que nació hombre, pero que por distintos motivos decidió convertirse en mujer. Estas personas adquieren comportamientos, vestimentas y gestos del otro sexo, para sentirse cómodas. Igualmente, en la mayoría de casos de someten a riesgosas cirugías para cambiar su apariencia.

3 años después de lo sucedido en España, la historia vuelve a repetirse, esta vez en Panamá. Allí, el gobierno anunció que desde el 2021el certamen nacional de belleza admitirá mujeres transgénero. Si bien la decisión la argumentan basándose en la igualdad de derechos, las consecuencias pueden llevar a todo, menos a una verdadera igualdad y competencia sana.

Lo que sucedió en España, y que se replicará este año en Panamá, podría estar vulnerando el derecho a competir bajo las mismas condiciones a miles de mujeres. Lamentablemente, quienes promueven la tercera ola del feminismo y que al mismo tiempo apoyan este tipo de decisiones, podrían estar logrando que las mujeres dejarán de tener papeles protagónicos en competencias mundiales de distinta índole. Y es que el aceptar trans en competencias de mujeres, se ha convertido en algo muy frecuente, pues también sucede en algunas actividades deportivas.

Lo anterior se afirma ya que, como se ha mencionado en el presente artículo, los hombres que deciden volverse mujeres adoptan algunos comportamientos, gestos y cirugías del sexo femenino. Lo anterior hace que antes de ir a un certamen de belleza, la persona trans pueda arreglar su cuerpo con las medidas perfectas para ganar el premio. Esto, desde luego, pone en desventaja a las otras competidoras que, manteniendo la justa competencia, no han sido sometidas a decenas de cirugías estéticas.

En el campo deportivo la historia es similar, pues. aunque el hombre se someta a cientos de cirugías y adopte comportamientos femeninos, sigue contando con las habilidades y capacidades propias del sexo masculino. Para nadie es un secreto que, en áreas como la velocidad y la fuerza, los hombres tienen ventaja sobre las mujeres. Basta con mirar el récord mundial masculino en la prueba de 100 mts, que lo tiene Usain Bolt en 9,58 segundos, y compararlo con el récord mundial femenino en la misma prueba, que es de 10,49 segundos, para darnos cuenta de la ventaja con la que cuentan los hombres. En este sentido, si un trans es aceptado en las competencias deportivas de mujeres, no hay duda que dejaría a sus competidoras sin posibilidades de ganar.

La decisión que adoptó el gobierno de Panamá, influenciado en gran medida por España, vulnera directamente la ética en la competencia. No se trata de discutir la legalidad de los trans, se trata de ser justos con los demás competidores, y el admitir personas trans en competencias masculinas o femeninas, es todo menos justo.

 

Nuestros anunciantes



Loading...