Las “Fake News” de Roy Barreras

A esto juegan esos políticos incendiarios y ex miembros de grupos terroristas, a mover masas por sus propios intereses particulares, a frenar el país, llevarlo a la más profunda crisis y desestabilización, para proclamarse ellos como los salvadores y atornillarse en el poder. Hoy los marchantes que lo hacen en paz, piensan hacerlo por una causa justa y en pro de la sociedad, pero lo cierto es que sus voces solo están siendo utilizadas, para subir a un tirano al poder.

Una reforma tributaria sacada en el momento menos apropiado y con afectación directa a la clase media del país, fue la causa de las marchas iniciadas el 28 de abril en Colombia. No obstante, la reforma fue retirada y el país siguió ardiendo en llamas.

Detrás de las marchas han estado agitadores, incitadores de la violencia, que siempre han creído que la forma de llegar al poder, es por medio de las armas, aunque quieran hacer pensar a los ciudadanos que es por medio de la democracia. Hoy esas personas, desde afuera del país lanzan todo tipo de arengas, para enfurecer a las marchas, que influenciadas por ese nefasto líder político salen a la calle, pensando que luchan por un ideal, por una causa, sin ver que detrás de esto la única causa es la llegada del lamentable socialismo del siglo XXI.

Por eso es normal escuchar que en un principio la marcha fue contra la reforma tributaria, luego comenzaron a decir que la marcha era por la reforma a la salud, como esta causa no tuvo tanto acogimiento, cambiaron la dirección y lo hicieron en contra de la corrupción y de la fuerza pública, a esta causa también le han sumado la caída del presidente de la república. Una situación que contrario a lo que muchos piensan, nos dejaría mas alejados que nunca de la democracia de nuestro país.

A esto juegan esos políticos incendiarios y ex miembros de grupos terroristas, a mover masas por sus propios intereses particulares, a frenar el país, llevarlo a la más profunda crisis y desestabilización, para proclamarse ellos como los salvadores y atornillarse en el poder. Hoy los marchantes que lo hacen en paz, piensan hacerlo por una causa justa y en pro de la sociedad, pero lo cierto es que sus voces solo están siendo utilizadas, para subir a un tirano al poder.

Pero esta solo es una parte de la historia. Lamentablemente, la violencia es la otra cara. Como suele suceder, la marcha ha sido utilizada por cientos de criminales, que se infiltran y se camuflan entre los manifestantes, para cometer distintos tipos de crímenes. Han asesinado, han herido, han robado, han secuestrado a barrios enteros, han quemado, han acabado con comercios.

Lo más irónico es que los mismos líderes que quieren llegar al poder por medio de la desestabilización, parecieran sentirse cómodos con lo que está sucediendo hoy en día. Y no es para menos, son ellos los culpables de que el país esté en esta situación. Sabían que esto pasaría y no les importó, siguieron adelante con sus planes, sus mensajes siguen incitando a la violencia y mientras más colombianos mueren, ellos solo piensan en que esto les permitirá llegar al poder en el 2022. Por eso mismo, adelantan también una estrategia de desprestigio a nivel internacional, buscando hacer quedar al estado colombiano, como un estado genocida, cuando fueron ellos los que hace unas décadas, por medio de las armas se tomaron el palacio de justicia.

Los colombianos debemos tomar decisiones racionalmente, mirar si en verdad se está marchando por una causa o por proteger los intereses de un político que ha sido miembro de un grupo terrorista. Colombia no aguanta más marchas, la economía, que ya andaba bastante mal por la pandemia, ahora pasa por su peor momento, las personas están muriendo por no poder ir a un hospital por los bloqueos, la policía se siente maniatada porque no tienen el respaldo de la ciudadanía, ni de las autoridades locales para defenderse y defender a los ciudadanos. Este no es el país que nadie quiere, pero estamos como estamos, por cuenta de políticos obsesionados con el poder y con el socialismo del siglo XXI.

 

Nuestros anunciantes



Loading...