La “cruenta historia infantil” de las FARC que Petro y Roy Barreras quieren borrar

De este modo, tanto el polémico cabecilla “exterrorista” del M-19 Gustavo Petro como el senador Roy Barreras, olvidarían que el M19 como las FARC han sido los “lideres” del reclutamiento y asesinato infantil urbano y rural.

Ante la falsa denuncia tanto de Roy Barreras como de Hollman Morris sobre menores que supuestamente habrían fallecido en un bombardeo producido por el Ejército Nacional al campamento del terrorista y criminal Gentil Duarte, ha salido a relucir la cruenta historia de las FARC frente al reclutamiento de menores.

De este modo, tanto el polémico cabecilla “exterrorista” del M-19 Gustavo Petro como el senador Roy Barreras, olvidarían que el M19 como las FARC han sido los “lideres” del reclutamiento y asesinato infantil urbano y rural.

De hecho el propio exterrorista Petro habría sido complice del uso sexual de Mariluz Herran, una niña reclutada por el M19 a quién luego embarazo.

En concreto las áreas históricas de operaciones del M19 en las ciudades, facilitaron en su momento la inserción de menores de edad ubicados en veredas o asentamientos urbanos vulnerables para las acciones terroristas del M19.

En el caso de las FARC, los procesos se dieron principalmente en las zonas rurales, donde han mantenido históricamente su zona de influencia. Adicionalmente, los casos fueron relatados con una frialdad escabrosa por el recientemente fallecido apologista de izquierda radical Alfredo Molarno, quien en términos románticos justificaba el secuestro de niños por parte de las FARC.

En sus propias palabras Molano expresa en su publicación que los menores de edad encuentran como único “refugio amoroso” el acompañamiento de lo que él denomina “sus hermanos mayores guerrilleros”.

Como en su momento lo informó El Nodo en defensa del lamentable hecho del reclutamiento de menores de edad por parte de grupos criminales y narcoterroristas catalogado como delito internacional por parte de la Corte Penal Internacional, Molano defendía este crimen expresando textualmente, “Y en lugar de hacer mandados en su casa, buscan filas para hacerse grande”.

Concretamente, el periodista de El Espectador comunica en su columna que “A la guerrilla no le interesa cargar más peso del que tiene que echarse a hombros y un niño en un combate es un fardo...A muchos padres les conviene porque un hijo guerrillero es el acceso a un órgano poderoso”.

Adicionalmente, los primeros casos notables de uso de menores para chantajear al estado fueron protagonizados por el M19 (del que Petro era cabecilla), con el asesinato ominoso de 3 niños secuestrados y cruelmente asesinados por el M19 en 1982

Nuestros anunciantes



Loading...