Filósofos e intelectuales a favor de la pederastia
Es claro, que la película ha generado total incomodidad en sectores alineados al movimiento progresista, sobre todo porque esta ideología dominante tiene en su interior elementos claros de legitimación sexual infantil.
SoundofFreedom
Thursday, August 24, 2023 - 15:55

Por: William Rojas @RojasWilliamR

A propósito de la más reciente película titulada “Sound of Freedom” (sonido de libertad) estrenada el 4 de julio de 2023, protagonizada por Jim Caviezel, dirigida por Alejandro Monteverde y producida por Eduardo Verastegui, que trata sobre el tráfico sexual de niños y que no pudo ser distribuida por estudios cinematográficos como 20th Century Fox o Walt Disney Company porque se negaron a darle continuidad al proyecto, han surgido voces críticas al respecto. Empresas como Netflix, Amazon o Lionsgate tampoco mostraron alguna clase de interés y no es un detalle menor, ya que el progresismo internacional con su industria del entretenimiento no le conviene estos temas.

Los intelectuales más decadentes de la izquierda política han preguntado con cierta ironía si la película “Sound of Freedom” es una “dramatización de las fantasías de la extrema derecha paranoide/Qanon”, como lo preguntó recientemente un filósofo colombiano en su cuenta de twitter. Es claro, que la película ha generado total incomodidad en sectores alineados al movimiento progresista, sobre todo porque esta ideología dominante tiene en su interior elementos claros de legitimación sexual infantil, pero no es nuevo, en el siglo pasado muchos académicos se mostraron a favor de la asqueante pederastia en sus obras.

Un ejemplo histórico, es el 26 de enero de 1977 que filósofos, intelectuales, escritores, etc... Firmaron una carta abierta dirigida al diario Le Monde, solicitando que se diera libertad a tres pederastas francés que mantuvieron relaciones sexuales con niños y niñas menores de edad y distribuyeron pornografía infantil. La carta dice que les parece “escandaloso” que la justicia diera prisión preventiva tan larga a un simple caso de “moral” de los pederastas Dejager, Gallien y Burckardt, contra unos niños menores de quince años, que supuestamente dieron su consentimiento sexual sin que sufrieran ningún tipo de violencia y que por ese motivo, los pederastas deberían ser liberados.

La carta publicada en Le Monde, a favor de estos pederastas condenados, fue firmada por reconocidos académicos como: El poeta Louis Aragon, el filósofo marxista Louis Althusser (quien asesino a su esposa), el fundador de Médicos Sin Fronteras, Bernard Kouchner, los psicoanalistas Gilles Deleuze y Félix Guattari, la psicóloga infantil Françoise Dolo, el filósofo existencialista Jean-Paul Sartre, la reconocida feminista Simone de Beauvoir y el filósofo Michel Foucault, quien defendía el consentimiento sexual en niños menores de edad, entre otros académicos de renombre y prestigio durante la década de los setenta.

En bastante preocupante revisar la literatura progresista, por ejemplo de los fundadores de la Teoría Queer o ideología de género, como la antropóloga Gayle Rubin, señalaba que si en el pasado los comunistas y homosexuales eran estigmatizados, hoy por hoy los “boy lovers” o pedófilos son los estigmatizados por su “orientación erótica”. La psicóloga Pat Califia escribe, que si un niño con edad suficiente para decidir si quiere o no comer espinacas, jugar o no con cochecitos, también tiene edad suficiente para decidir si se masturba o tiene alguna actividad sexual. La afamada filósofa Judith Butler expresa que hay formas de incesto no necesariamente traumáticas ni que sea una violación sino que es un producto de la vergüenza en la conciencia social; entre otros autores peligrosos.

Señores esto es grave, mientras algunos decadentes intelectuales tienen el descaro de llamar “fantasías de la extrema derecha” cualquier denuncia relacionada a la legitimación de la pedofilia como orientación sexual, así como de sus redes de tráfico infantil, pues en el mundo de la academia con personas altamente formadas en ciencias humanas y sobre todo de una postura en su mayoría de izquierda política, están hablando abiertamente o a favor de la pederastia como aceptación social, y no es de ahora, de hecho llevan más de cuarenta años normalizando el abuso sexual infantil. 

Usted mi estimado lector, podría afirmar, que criticar una película por su estrategia pomposa en materia publicitaria para lograr cierto impacto mediático sea desmedida o superficial y no debería generar rechazo, pero más allá de todo esto; usted jamás como persona racional, con familia y valores morales, podría afirmar que la película en cuanto contenido (ojo contenido) es decir denuncia sobre la explotación sexual infantil, sea una conspiración fantasiosa de la extrema derecha, eso es una absurda e inverosímil conclusión.

Con lo anterior no afirmo bajo ningún circunstancia que la patética pregunta irónica del filósofo colombiano en su cuenta twitter sea una apología pederasta ni que sus escritos académicos lo sean, pero sí me parece extremadamente curioso, por su formación, que salga con semejante actitud frente al contenido de una película que le debería generar rechazo como cualquier persona con mediano sentido común y no un comportamiento cantinflesco, más cuando es un columnista de un diario de amplia circulación.

Una pregunta abierta: ¿Se está legitimando o normalizando hoy en pleno siglo XXI la pederastia y las redes criminales de explotación sexual infantil, mediante clichés irónicos, opiniones tendenciosas y encasillamientos políticos, tal cual lo hicieron los intelectuales francés de los años setenta?

Ñapa: Cuando investigaba para este tema, me encontré con una columna de opinión que realizaron en el “respetado” portal web de noticias financieras “Bloomberg Línea” y luego replicado en el "The Washington Post" un tipo llamado Noah Berlatski, en relación a una crítica fuerte a la película “Sound of Freedom”, donde expresaba que el filme es un silbato para perros de la supuesta teoría de conspiración de extrema derecha QAnon y de la imposición fascista de nuestro tiempo. Lo curioso es que este sujeto Noah Berlatski, es un activista de izquierda portavoz del grupo de defensa MAP (persona atraída por menores), quien en 2017 tuiteó que los pedófilos son un grupo estigmatizado al ser designados como desviados con fines odiosos y que los registros de abusadores sexuales son racistas, es decir estamos ante un miserable pedófilo que no soporto el contenido de la película.

¡Es hora de despertar, por nuestros hijos, por nuestras familias y por el futuro de la nación!

El evento, que tuvo lugar en Bogotá, comenzó con las palabras de Andreas Mariano Althoff, quien agradeció la presencia de los asistentes, destacando la importancia de la democracia y la memoria histórica en Colombia.

You’ve reached your free article limit

support FP by becoming a subscriber and get unlimited access to every story.

ALREADY SUBSCRIBER? LOG IN

FP PREMIUM
$19.99 per month
  • All analysis on elnodo2021.space
  • Quarterly digital and print magazine
  • Digital access to elnodo's 50-year print archive
  • News alerts delivered to your inbox
  • Access to "Elnodo Live" interactive events with Elnodo Editors & Contributors

Cancel Anytime.

BEST VALUE : SAVE 15%
FP PREMIUM
$199.99 A year
  • All analysis on elnodo2021.space
  • Quarterly digital and print magazine
  • Digital access to elnodo's 50-year print archive
  • News alerts delivered to your inbox
  • Access to "Elnodo Live" interactive events with Elnodo Editors & Contributors

Cancel Anytime.

FP PREMIUM
$450 PER YEAR
  • All analysis on elnodo2021.space
  • Quarterly digital and print magazine
  • Digital access to elnodo's 50-year print archive
  • News alerts delivered to your inbox
  • Access to "Elnodo Live" interactive events with Elnodo Editors & Contributors

Cancel Anytime.

Sign up for morning brief

Manage your newsletter subscriptions
Enter your email address to receive regular updates, as well as news on upcoming events and specific offers.