¿Debe extraditarse al secretariado de las FARC en el congreso?

De los 10 criminales posesionados el 20 de julio del 2018, 2 ya no están por tener vínculos directos con el narcotráfico (alias “Santrich” y alias “Iván Márquez).

Distinto a lo que dictan las leyes de cualquier país, en Colombia se aprobó, antidemocráticamente, que 10 criminales de lesa humanidad tuvieran curules en el Congreso. Nos estamos refiriendo a las 10 curules que hoy ocupa el secretariado de las FARC en nuestro capitolio. De los 10 criminales posesionados el 20 de julio del 2018, 2 ya no están por tener vínculos directos con el narcotráfico (alias “Santrich” y alias “Iván Márquez). Los otros 8 permanecen en el recinto, mientras sus frentes activos siguen asesinando, torturando y delinquiendo en el territorio nacional.

Pero, ¿qué se debería hacer con los 8 criminales de lesa humanidad y narcotraficantes que siguen en el Congreso? No cabe duda que su destino no debería ser otro que una cárcel en los Estados Unidos. En los años de clandestinidad, los cabecillas FARC recibieron múltiples condenas por traficar drogas a los Estados Unidos. En Colombia contamos con un tratado de extradición con el país norteamericano, quienes cometan algún delito en los Estados Unidos, pueden ser llevados ante la justicia norteamericana, así resida en nuestro país. De esta manera, se evita la impunidad y se lucha contra el crimen transnacional en cooperación con otros países.

Tal fue el caso de los cabecillas paramilitares que hace más de 10 años fueron extraditados a los Estados Unidos. Teniendo como precedente este caso, que se enmarcó en la ley de justicia y paz, y las leyes colombianas, podría afirmarse que el único camino que les queda a los cabecillas FARC es el de la extradición. Son múltiples delitos por los que deben ser encarcelados en los Estados Unidos, como el narcotráfico o el secuestro a ciudadanos estadounidenses.

Ahora bien, el acuerdo de La Habana los blindó jurídicamente. No obstante, también quedaba claro que quienes siguieran delinquiendo luego del acuerdo, perderían todo tipo de beneficios. Pues bien, el papel lo aguanta todo, la práctica es distinta. Cuando se comprobó que alias “Santrich” y alias “Iván Márquez” seguían inmersos en el narcotráfico, la denominada JEP, prefirió mirar hacia otro lado, dejándolos escapar. 

Hoy son fuertes los rumores del vínculo que une a los congresistas del grupo FARC y a sus frentes activos. No hace mucho, capturaron unos hombres pertenecientes al esquema de seguridad de los cabecillas FARC, llevando armas hacia Venezuela. En 2016 guerrilleros rasos aseguraron que el plan era dejar unos combatientes en el monte, que serían comandados por alias “El Paisa”, situación que sucede ahora mismo. Si esto no es suficiente para que los cabecillas FARC sean extraditados, queda claro que la justicia en Colombia no funciona y hoy está jalando en favor de los intereses de un solo lado, el de la extrema izquierda.

 

Nuestros anunciantes



Loading...
Imagen de Ariel Peña
Ariel Peña
Imagen de Rafael Nieto Loaiza
Rafael Nieto Loaiza
Imagen de Olavo de Carvalho
Olavo de Carvalho
Imagen de Jhon Jairo Armesto Tren
Jhon Jairo Armesto Tren
Imagen de Abelardo De La Espriella
Abelardo De La Espriella