Las inconstitucionalidades de la Corte

Por: Victoria Arana @Vahiaaa

Según el artículo 241 de la carta magna, la corte constitucional es el ente encargado de vigilar que se cumplan todos los preceptos contenidos en ella y dónde se consagra el patrimonio protector de una nación; de los 380 artículos que tiene la Constitución política de Colombia no se respeta ni al 10% de normas protegidas y cumplidas actualmente por el organismo en mención ya que sus actuaciones sus decisiones y sus imposiciones en los últimos momentos van en contra de las garantías morales, judiciales, sociales y culturales de la mayoría de los habitantes en Colombia y no entendemos como un conglomerado de personas que supuestamente contiene la idoneidad para estar al frente del cargo jurídico más alto, son quiénes precisamente han demostrado la falta de conocimiento y de empatía con un pueblo, la absurda ausencia de sentido común y de consideración con tantas víctimas ante tantos atropellos.

Es por estos días dónde nos hemos dado cuenta que la vida siendo el bien más valioso del ser humano, para la corte viene  siendo un objeto de manipulación, un bolero más de aquel conjunto de preceptos que rellenan la norma, que como si no les importara que viene siendo pisoteada o prostituida y encima de todo está siendo  reemplazada por otras prioridades  con valores relativos, dependiendo de la persona que pida le sean protegidos.

Empecemos por la necesaria y valiosa acción de tutela qué fue un mecanismo diseñado y estipulado para proteger cualquier derecho fundamental de cualquier persona en cualquier momento y está siendo hecho trizas por nuestros juristas;  son cada vez más las oportunidades de ver cómo la tutela no sirve para hacer valer por ejemplo el derecho a la salud,  a la honra, al trabajo, mucho menos, el derecho a la seguridad; eso de que no nos deben someter a tratos crueles, como reza la sentencia C-143 de 2015 parece un derogado y estamos ante la realidad de que hacen trizas las esperanzas de cada colombiano que espera que sea la corte quien les restaure y le solucione problemas que hacen imposible la existencia;  con la tutela no se ha podido, reivindicar el bien o el patrimonio económico, o el derecho al trabajo de la mayoría de accionantes, (quienes han podido son un porcentaje menor) en derecho a la salud por ejemplo…  existen fallos de casos de pacientes  que por fin son programados a cirugía cuando ya están muertos.

Los derechos que comprenden el artículo 11 hasta el 40, deberían ser de aplicación inmediata, pero es más fácil que nos protejan, si tenemos antecedentes como subversivos o terroristas, porque al parecer el pasado judicial entre más vergonzoso, más digno de ser querido y considerado por la corte.

No sabemos que impulsó esta tendencia constitucionalista, a defender más a todo lo incorrecto que a quien lo merece, pero lo que si podemos decir a ciencia cierta es que fue en el gobierno de Juan Manuel Santos dónde se pusieron nuestros derechos fundamentales en bandeja de plata para la impunidad.

Algunos ejemplos que duelen.

Artículo 217. La Nación tendrá para su defensa unas Fuerzas Militares permanentes constituidas por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Las Fuerzas Militares tendrán como finalidad primordial la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional.

El nivel de desautorización es exponencial, la misma corte avaló violando nuestro derecho a la seguridad por ejemplo la resolución 02903 del 2017, gracias a la cual tenemos policías torturados asesinados y heridos sin derecho a la defensa propia y mucho menos a la defensa ciudadana.

Estamos a punto de poder autenticar, que los togados suspiran de amor ante  las violaciones de nuestro derecho a la libre locomoción, al trabajo, a la tranquilidad y al entorno sano, suspiran de júbilo garantizando los derechos inmerecidos de vándalos y políticos que incentivan el terror urbano, se han dado la maña de poder bautizar con otros nombres todo tipo de conductas que van contra la vida y la salud, para tener burladeros que les permitan actuar sin que nos podamos defender, material ni constitucionalmente.

En conclusión, la acción de tutela es el recurso defensor por excelencia de los caprichos  de un senador llamado Iván Cepeda, o las pataletas del señor Gustavo Petro y hasta las incomodidades de esos personajes famosos que no dan muy buen ejemplo de adecuado proceder pero… porque está sucediendo esto? Pues existen muchos tapabocas y frenos para poder decirlo pero ciertamente la toga no se adquirió por meritocracia, más bien por dedocracia.

La Constitución en su artículo 44 reza: pero lean bien la frase final en negrilla!

Artículo 44. Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia. La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás…

Al parecer para los togados, los derechos de ex guerrilleros asesinos y violadores son más importantes. Produce indignación de la buena ver la manera tan fácil y descarada cómo van imponiendo la contrariedad a la norma, de manera natural y relajada como si supieran que por eso nada les pudiera pasar, y están en lo cierto, siguen así y nada les pasa; no pudo sobrevivir la ley de pena de muerte a quienes violen a menores de edad.

Estamos estupefactos ante la protección e imposición de derechos y garantías para todos según la carta magna, pero más por ejemplo para la comunidad LGTIB, las madres asesinas y hasta se improvisan normas nuevas para dar más gabelas a los venezolanos indocumentados que a los mismos colombianos entre muchos otros.

Todo pareciera indicar que son intocables e incuestionables, pero  son elegidos en pleno por el senado y no hay clamor de un pueblo que en conjunto y con fuerza, no logre lo que se proponga, mientras tanto paciencia e insistencia con la oportunidad que viene, de elegir un jefe de estado que genere el caudal propicio para que cualquier actuación tenga validez; si no lo hacemos esta vez, difícil será después.

 

Abstract
Estamos estupefactos ante la protección e imposición de derechos y garantías para todos según la carta magna, pero más por ejemplo para la comunidad LGTIB, las madres asesinas y hasta se improvisan normas nuevas para dar más gabelas a los venezolanos