El Sendero oscuro

Por: Laura Pinzón @Laurapinzonb

¡Viva el maoísmo, viva la guerra de guerrillas! Esta era la consigna de quienes promulgaban en Perú el “pensamiento Gonzalo” durante los años 80 y 90. El Sendero Luminoso, organización terrorista asesinó en este país a más de 30 mil personas y fue encabezado por Abimael Guzmán Reynoso, quien hace unos pocos días falleció en prisión mientras cumplía cadena perpetua.

Falta recalcar entonces, la misión que este grupo criminal con tendencias marxistas- leninistas- maoístas tenía: Derrocar al Estado, destruir las instituciones e imponer su fatal ideología a partir de la violencia. Por ejemplo, el 16 de julio de 1992 este grupo criminal hizo explotar un carro bomba en la calle Tarata del centro de Miraflores, en Perú, que como consecuencia dejó 43 muertos y más de 200 heridos ¿Se sorprenden aquellos que solamente creían que era en Colombia donde sucedieron este tipo de acciones? La violencia y el fanatismo a ideologías baratas no distingue país.

Y, es que bien se dice que un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla; Perú lo confirma: Eligieron a Pedro Castillo como nuevo presidente, un político a quien organizaciones de izquierda radical como el Foro de São Paulo demuestran apoyo directo. Creo que se confundieron al ver que este líder no utiliza la violencia como forma de control, sino un discurso que reúne intereses en común. Lo que desconocieron, que es un problema gravísimo en Latinoamérica, es que las formas de lucha se camuflan sin usar una bala para llegar al poder y, aunque se contemple la lucha armada, este será el último recurso para reunir a la masa ignorante de los propósitos de estas organizaciones criminales, como el Sendero Luminoso.

Bueno, uno no puede alegrarse de la muerte de nadie, pero la vida con nada se queda y, Guzmán Reynoso pagó durante más de 20 años en prisión el sufrimiento de miles de inocentes que hasta el día de hoy, no vieron la luz que este les quiso imponer durante esa época oscura. Es importante que, las personas recuerden a este señor como un criminal, no como un líder y, que su nombre día a día sea borrado con generaciones de valientes que abran los ojos frente a las amenazas a la democracia que promulga la izquierda.

Abstract
El Sendero Luminoso, organización terrorista asesinó en este país a más de 30 mil personas y fue encabezado por Abimael Guzmán Reynoso, quien hace unos pocos días falleció en prisión mientras cumplía cadena perpetua.