Lo que debemos aprender de la comunicación política

Nos encontramos en épocas preelectorales, un ejercicio que requiere no solamente ser ciudadano y realizar un voto, sino también analizar adecuadamente la política para construir una democracia más sólida. Sin embargo, hay unos más que otros que cumplen juiciosamente este rol: los consultores políticos.

Estuve durante dos días disfrutando de la Sucursal del Cielo y no precisamente de vacaciones, fui invitada a la Cumbre Mundial de Comunicación Política, un espacio que reunió a los mejores consultores políticos de Latinoamérica, evento que sin duda me permitió aprender y discernir. Pues, las conferencias no solamente hablaron de las nuevas herramientas para este tema o, las experiencias de los expertos sino que, muchos de ellos aterrizaron sus conocimientos a las elecciones de Colombia en el 2022, tema bastante pertinente.

Un estudio por ejemplo, habló del análisis de las emociones que proyectan los principales candidatos presidenciales, no era sorpresa que conceptos como “corrupto, mentiroso y comunista” encajaran al perfil de Petro o, que a la Cabal le dieran calificativos como “visceral, paramilitar y uribista”, más bien en este punto, lo que me causó sorpresa es que no habían muchas definiciones positivas de estos y otros candidatos.

Estuve de acuerdo con lo explicado por la mexicana Aureola el Sol cuando expuso los tres grandes desafíos que enfrenta el país: corrupción, desigualdad e identidad nacional; a esto le agregaría un tercero, la inseguridad, que a diario nos tiene presos a los colombianos en el temor. Fue tanto lo que se habló en estos espacios que me dejó pensando la falta de buenos asesores políticos de nuestros más de 40 precandidatos, incluso muchos afirman la locura que este alto número de aspirantes representa para nuestro país, situación que deja aún más confuso el panorama.

Por supuesto, que se enfatizó también a modo de consenso general frente al control de las emociones que deben tener los políticos para la toma acertada de decisiones, pues la responsabilidad del liderazgo exige serenidad, astucia y ética. Y, por el otro lado, la forma efectiva e inteligente que deben usar los asesores de campaña para hacer que su candidato consiga el máximo cargo dentro de nuestro país con apoyo de una gran mayoría de los colombianos. 

Abstract
Por supuesto, que se enfatizó también a modo de consenso general frente al control de las emociones que deben tener los políticos para la toma acertada de decisiones, pues la responsabilidad del liderazgo exige serenidad, astucia y ética.