Bogotá NO CUIDADORA

Es la capital decaída de todos los colombianos y también de los casi 1’000.000 de extranjeros que habitan en ella, una ciudad impregnada de la ideología socialista del siglo 21 retrógrada que como un cáncer destruye todo a su paso. Este año, el gobierno local nos deja de regalo una ciudad insegura, caótica en movilidad, sucia y descuidada, gracias al “liderazgo mandón” de la alcaldesa gritona y desafiante, que presume estudios de doctorado que poco o nada sirven en la praxis que requiere diariamente la administración de la capital del país, y el uso ordinario de su frase “No, hermano” que le resta autoridad.

Y, es que por estos días de fiestas decembrinas, supuestamente aislada por salir positiva para COVID-19, hacemos un balance panorámico de lo que la Alcaldesa nos deja en este año viejo 2021, y nos permite entonar ese sentido canto “ay!! yo no olvido el año viejo…”, pero que lamentablemente nos ha dejado cosas muy malas:

“..Me dejó unos huecos, una calle sucia, insegura y vieja, y una mala cebra!

me dejó mas covid, Multides llegan, Muchos robos diarios, y el fin no está cerca!...”

Ahora, ¿qué que nos espera el 2022 que se moverá al son de políticos que en campaña prometen, ganan y se olvidan obviamente de ejercer el rol para el cual son elegidos?, ¿qué hacemos con esta gente, como la alcaldesa bogotana, que nos vendió una ciudad NO CUIDADORA, una Bogotá que NO ESTÁ MEJORANDO y que como politiquera, nos vendió un rescate social lleno de pescados podridos sin generar canales adecuados para pescar y hacerlo bien?, ¿qué hacemos con los comerciantes inscritos en la cámara de comercio que diariamente desertan sin poder luchar por falta de oportunidades?, ¿qué hacemos con un POT por decreto y con baja aceptación?, ¿qué hacemos durante estos dos años que restan de supuesta gestión, en el que la Alcaldía se gastará el dinero pintándonos la cara, perdón, los puentes, mientras mueren cada día muchas personas por falta de señalización en las vías?, ¿qué hacemos con los huecos, con el hurto de celulares, con la suciedad?

 

¡Ayy, yo no olvido el año viejo…!!!

Abstract
Es la capital decaída de todos los colombianos y también de los casi 1’000.000 de extranjeros que habitan en ella, una ciudad impregnada de la ideología socialista del siglo 21 retrógrada que como un cáncer destruye todo a su paso.